http://semrepresentaciones.es/wp-content/uploads/2012/03/DSC_02761.jpg

Quinta La Candela es una pequeña empresa familiar situada a las afueras de Salamanca, donde cuidan absolutamente todo el proceso, desde la cría, el engorde en las dehesas salmantinas,  una elaboración posterior totalmente artesanal dan como resultado unos productos de una calidad muy alta.

Una vez pasan el salazón, comienza el proceso de secado en secaderos naturales con el aire de la sierra, donde jamones, paletas y embutidos como lomos, chorizos y salchichones toman su tiempo hasta que están listos para llevar al plato.

Totalmente convencidos de la excepcional calidad de los productos ibéricos de Quinta La Candela se los ofrecemos con la garantía que quien los prueba quiere repetir y como ellos mismos dicen si usted, o el destinatario de los mismos no queda satisfechos, de inmediato se precede al reponer las piezas.

Los productos que trabaja Quinta La Candela son:

Jamón ibérico de bellota

Procede de cerdos ibéricos criados en libertad en las dehesas salmantinas, y alimentados exclusivamente a base de pastos y bellotas. De curación superior a 48 meses.

Jamón ibérico de recebo

Procede de cerdos ibéricos alimentados a base de piensos naturales y, una vez finalizada la fase de crecimiento, de pastos y bellotas. De curación superior a 30 meses.

Jamón reserva

Procede de cerdos blancos estabulados alimentados a base de piensos naturales. De curación superior a 16 meses.

Paleta ibérica de bellota

Procede de cerdos ibéricos criados en libertad en las dehesas salmantinas, y alimentados exclusivamente a base de pastos y bellotas. De curación superior a 26 meses.

Paleta ibérica de recebo

Procede de cerdos ibéricos alimentados a base de piensos naturales y, una vez finalizada la fase de crecimiento, de pastos y bellotas. De curación superior a 20 meses.

Lomos ibéricos de bellota y recebo

Los primeros procedentes de cerdos ibéricos criados en libertad en las dehesas salmantinas, y alimentados exclusivamente a base de pastos y bellotas. Los segundos se alimentan a base de piensos naturales y, tras la fase de crecimiento, de pastos y bellotas. Todos ellos con gran cantidad de grasa infiltrada en la masa muscular, lo cual les proporciona un inconfundible aroma, sabor y jugosidad.

Chorizos ibéricos de bellota y recebo

Los primeros procedentes de cerdos ibéricos criados en libertad en las dehesas salmantinas, y alimentados exclusivamente a base de pastos y bellotas. Los segundos se alimentan a base de piensos naturales y, tras la fase de crecimiento, de pastos y bellotas. Todos ellos con gran cantidad de grasa infiltrada en la masa muscular, lo cual les proporciona un inconfundible aroma, sabor y jugosidad.


Salchichones ibéricos de bellota y recebo
 segundos se alimentan a base de piensos naturales y, tras la fase de crecimiento, de pastos y bellotas. Todos ellos elaborados a partir de magros y especias cuidadosamente seleccionadas. De exquisito aroma y sabor.

Los primeros procedentes de cerdos ibéricos criados en libertad en las dehesas salmantinas, y alimentados exclusivamente a base de pastos y bellotas. Los segundos se alimentan a base de piensos naturales y, tras la fase de crecimiento, de pastos y bellotas. Todos ellos producidos artesanalmente con magros y especias escogidas. De aroma y sabor delicados.